La divisa tocó las 25.25 unidades por dólar, una pérdida de 1.18% frente a los 24.96 de la jornada anterior al terminar el mensaje del mandatario que no incluyó estímulos fiscales o apoyos para las micro y pequeñas empresas o medidas para la protección del empleo en un país en el que el 80% de los puestos de trabajo dependen de la iniciativa privada.

En lo que va del año, la moneda nacional ha perdido un 20% de su valor frente al dólar debido a que tanto en México como en el resto del mundo la actividad económica se ha frenado como producto del distanciamiento social y el cierre de empresas y la suspensión de actividades para paliar la propagación del COVID-19. Además, los precios del petróleo se han desplomado más de un 30% tras la decisión de Arabia Saudita y Rusia de incrementar su producción y crear un exceso de demanda.

Así, el mercado reacciona con pesimismo ante un plan de reactivación económica del que se esperaban medidas como redireccionamiento de recursos a las industrias más afectadas por la crisis, como el sector turístico, de servicios, alimentación, transporte, manufacturas o construcción, así como proyectos de infraestructura de corto plazo o aplazamiento en el pago de impuestos, como se ha hecho en otros países.

Entre las medidas anunciadas por el presidente se encuentran un recorte de salarios y la eliminación del aguinaldo para funcionarios públicos a partir del nivel de subdirecciones, además de la utilización del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, la eliminación de fideicomisos públicos que representarán un reintegro a la Tesorería de la Federación por 250,000 millones de pesos, y el adelanto del pago de ayudas públicas a adultos mayores.

Otra medida mencionada por el presidente, que ya había sido anunciada informalmente por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, mediante su cuenta de Twitter, es un programa de créditos a micro y pequeñas empresas, aunque no se conocen los detalles del mismo.

«Se ahorrará más en comprar a proveedores y en los costos de obras públicas que se contratan con empresas constructoras de servicios», dijo el presidente, y añadió que se recortarán gastos en publicidad gubernamental.